Albergue Cascoxu
Chanos - L.lena - Asturies

Cascoxu desde dentro.

El albergue Cascoxu empieza  a escribir su propia historia. Acaba de nacer y nos gustaría compartir nuestras vivencias e inquietudes desde el interior.  Esas pequeñas historias que dan alma a los sitios.

Os contaremos actividades y eventos también de nuestro entorno relacionados con la agroecología, el patrimonio cultural y natural y el Camino del Salvador.

Esperamos que sirva para acercarnos, conocernos y contribuir a la sostenibilidad de un mundo rural vivo. 


08.11.2020

Cosecha 2020

“Los arvechos del güichu priitu de la iría calechano, machaos cola palanca, cuecen al primer fervor y saben qu’arremolinan.”

LA COSECHA MÁS TEMPRANA  

Después de casi nueve meses en la tierra, una nueva recolección de los arbeyos tuvo lugar la segunda semana de agosto. Este verano fue más caluroso y seco que ningún otro hasta el momento, por lo que la recogida se adelantó. Contamos con la ayuda de la familia que siempre que puede nos echa una mano y el día transcurrió entre risas y buena sidra casera.

Primero fuimos arrancando las plantas ya secas, que salen de la tierra sin esfuerzo. A veces lo que cuesta es separarlas de los tutores pues crecen y se enredan por uno y otro lado del mismo. Al final con más o menos maña las vamos amontonando en lonas grandes para poder transportarlas hasta el sitio más propicio para el mayado, que es el golpeo con pala de dientes para el desgranado. Las vainas, entonces, se abren solas y los arbeyos van cayendo y quedándose en la lona. En la broza resultante aún hacemos una pequeña “rebusca”.
Los arbeyos se aventan y criban para limpiarlos y separar otros restos de plantas. Esta parte es de las más trabajosas junto con la selección de las semillas, puesto que lleva mucho tiempo. Se pasan muchas veces de un cesto a otro,  se lanzan al aire para que el viento se lleve la suciedad que no pesa y se criban para que se cuele el polvo y otras semillas más pequeñas por los agujeros. 
 
Más o menos limpios ya en las espuertas, los congelamos entre tres y cinco días para minimizar el impacto de su parásito natural, ya que el cultivo de todo nuestro huerto se realiza en ecológico.

Después se escogen y seleccionan descartando las semillas dañadas y aquellas que por su coloración o tamaño se alejen de las singulares características de esta afamada variedad local de guisante.

Este año la cosecha no fue abundante pero hay que saber que esta planta no es especialmente productiva, sobre todo en comparación con cualquier variedad de guisante para consumo en verde. Os recordamos que los arbeyos de Chanos son legumbre y hay que dejar que se sequen en la tierra. En cualquier caso, el manejo tradicional de este cultivo junto con el respeto y equilibrio natural de esta tierra es lo que nos motiva para seguir sembrando esta semilla de nuestro pueblo que nos sigue cautivando, desde la siembra a la cosecha; de la tierra al exquisito cocido de arbeyos.

Y eso es lo que hemos querido compartir con vosotros, los viajeros y caminantes que los habéis comido esta temporada. Gracias a todos y sobre todo, siempre agradecidos a la tierra por lo que nos da.

Al platu vendrás, arbeyu…

Admin - 20:29:24 @ General, Eventos y actividades, Patrimonio, Agroecología | Agregar un comentario